19 de octubre de 2017

Con nada, con todo.

"Mamis de hoy", programa que aun no está editado
A veces hay que trabajar contracorriente. En situaciones desfavorables, sin materiales ni espacios. Incluso a veces contra el desánimo, el desgano o el “no se puede”. Pero lo peor, sin dudas, es trabajar con el “fuego amigo”.

Una de las materias más atractivas de la orientación en comunicación es Taller de Producción del Lenguaje, de sexto año, que en su diseño curricular (disponible en este link) indica enseñar lenguaje gráfico (unidad 2) radial (unidad 3) y audiovisual (unidad 4). La materia en sí es un espacio de práctica profesionalizante sobre periodismo, producción de radio y tv y medios digitales. Por tal motivo, los alumnos deben producir materiales radiales y televisivos.

Los videos que siguen a continuación fueron producidos por alumnos de la Secundaria 39 de Santa Marta entre 2013 y 2016 en la sala de informática de la primaria 65, vecina de la escuela.

En todos los trabajos la producción es completa de los alumnos, sólo se les proveyó dos cámaras y un trípode aportados por mí, y en casi todos los casos los productos finales tienen retoques de post-edición, ya que los alumnos en sus 5 años anteriores no tuvieron prácticas de informática. De hecho, no aprendieron jamás en la escuela a utilizar algún programa en dispositivos (computadoras o celulares) pese a ser contemporáneos al plan Conectar Igualdad.

Ésta escuela tampoco cuenta con sala de informática ni estudio de radio, pese a tener los equipos suficientes que fueron donados por la Municipalidad de Lomas.

Me he cruzado, además, con alumnos que llegan a Sexto Año y desconocen los planos y ángulos de cámara, los géneros televisivos, o lenguaje técnico básico como “PNT”, “graff” o “barrida”. Pese a ésta falta de cumplimiento de los diseños curriculares en años anteriores, al desánimo generalizado por lo “ambicioso de las consignas” (¿?!!), la falta de control de la directiva y sus constantes objeciones, como se ve en los videos, los chicos se prenden, se entusiasman y cumplen con un trabajo que debería ser menor para una orientación como ésta. Es más, la ambición de los docentes en el ciclo superior debería ser superarse año a año y dejar a nuestros alumnos con ganas y bien preparados para encarar carreras afines, porque el origen, la historia previa ya sea familiar o económica no debe ser causa de rendición, nunca.


En estos trabajos los chicos nos muestran que pese a tener todo en contra, y con nada, logran hacer un producto de calidad, es decir, con todo.